Nestor Szerman / Adicciones y otros trastornos mentales: Patología Dual 

Adicción a Drogas

Adicción a drogas ilegales

Adicción a la cocaína y otros estimulantes (anfetaminas, etc.)

El primer contacto de los adolescentes con la cocaína, de media, se produce a una edad de 15,3 años. Al igual que con otras sustancias, el consumo de cocaína tiene mayor prevalencia en hombres que en mujeres.

Como con otras drogas, aproximadamente el 10% de los consumidores de cocaína desarrollará una adicción.

La adicción a la cocaína se produce en personas que presentan elevados rasgos de personalidad impulsiva, como por ejemplo aquellas que presentan TDAH. 

Más Información

Es frecuente la combinación de cocaína con alcohol para prolongar en el tiempo los efectos de ésta droga. La identificación de otros trastornos mentales y de personalidad, que subyacen a la adicción a la cocaína, resulta fundamental para su adecuado tratamiento.

La identificación de la Patología Dual permitirá abordar un tratamiento efectivo para estas personas.

Adicción a opioides-opiáceos (heroína, tramadol, fentanilo, etc.)

La adicción a opiáceos-opioides se produce al igual que con otras drogas, en personas vulnerables o predispuestas.

Sufrir un trastorno de inestabilidad emocional de la personalidad y de la regulación emocional -por ejemplo: Trastorno Límite de Personalidad (TLP)-, es un factor de riesgo para desarrollar esta adicción.

Las personas que sufren dolores crónicos son también vulnerables a desarrollar adicción a opioides legales (Codeína, Tramadol, Fentanilo, etc.), y también adicción a opioides ilegales. 

Más Información

Se conoce que los circuitos cerebrales en los cuales está involucrado el sistema opioide endógeno del dolor sensorial (físico) se solapan con el dolor emocional (por ej. depresión).

Se ha comprobado que las personas que pueden desarrollar una adicción a opioides, tienen su sistema opioide endógeno (endorfinas) disfuncional, lo que puede dar lugar a dolores de tipo emocional (por ej. depresión), y dolores sensoriales (físicos). Esta situación les predispone a desarrollar su adicción a los opioides.

La identificación de esta Patología Dual hará posible un tratamiento efectivo.

Adicción al cannabis-marihuana

Decir que fumar porros es más sano que fumar tabaco es un tópico, no se apoya en las evidencias científicas.
Ni los porros ni el tabaco son sanos

Pese a la creencia extendida de que el cannabis no crea adicción, más del 10% de los consumidores habituales padecen adicción al cannabis junto con otros trastornos mentales

Esta es una de las adicciones más difíciles de tratar. La adicción al cánnabis se relaciona con una disfunción cerebral del sistema endocanabinoide endógeno que produce vulnerabilidad a sufrir esta enfermedad y otros trastornos mentales.

Más Información

Los adolescentes que presentan un elevado riesgo de padecer cualquier trastorno mental, y especialmente si éste es grave, adelantan a veces en dos años, o más, el consumo de cannabis

El consumo de cánnabis en un cerebro adolescente, no neurodesarrollado provoca cambios estructurales que pueden terminar afectando el funcionamiento cognitivo, emocional y conductual.

Según recientes estudios científicos, las personas que presentan Déficit de Atención tienen 8 veces más probabilidades de presentar consumo problemático o adictivo del cánnabis.

El Déficit de Atención, debe ser valorado en todas las personas con uso problemático de cánnabis.

Las personas con trastornos psicóticos presentan muy frecuentemente una adicción al cánnabis, y ambas manifestaciones clínicas: – psicosis y -adicción al cánnabis, están neurobiológicamente relacionadas.

En todos estos casos, el tratamiento basado en los continuos avances neurocientíficos es imprescindible.

Adicción a drogas legales: Tabaco y Alcohol

Adicción al Tabaco

Cuando una persona adicta al tabaco manifiesta: “me gusta fumar, y por eso no me planteo un tratamiento”,
Los psiquiatras debemos interpretar que en realidad nos están diciendo: “no puedo dejar de fumar”

blanco
¿La adicción al tabaco es una enfermedad mental?

La adicción al tabaco es un trastorno mental reconocido en las clasificaciones de las enfermedades mentales, entre las que destaca el DSM-5 (Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders- Fifth Edition).

Datos del Reino Unido y de Estados Unidos, indican que entre el 40-45% de todos los cigarrillos vendidos son consumidos por personas con una enfermedad mental.

¿Cuándo fumar es una adicción y no sólo un hábito?

El efecto de la nicotina y del tabaco no es el mismo en las personas que sufren de algún trastorno mental que en aquellas otras que solo fuman por hábito, al igual que ocurre con el alcohol.
La disfuncionalidad por causas genéticas y/o ambientales del sistema cerebral implicado en el consumo de tabaco-que es el colinérgico nicotínico- podría explicar las causas de los trastornos psiquiátricos que se presentan y de la conducta adictiva.
La nicotina actuando sobre este sistema colinérgico-nicotínico podría mejorar síntomas cognitivos, emocionales (depresión, hostilidad) y otros.
No solo la nicotina, sino también el tabaco, presenta efectos antidepresivos (Efecto IMAO) en las personas que sufren depresión.
En las personas con trastornos mentales, es fácil que se desarrolle una adicción al tabaco, lo que hace muy difícil para ellas, el plantearse dejar de fumar.

La investigación en neurociencias nos dice que todas las sustancias psicoactivas que pueden crear adicción se corresponden con sistemas y circuitos neurobiológicos del cerebro de cada persona.
Las personas que pretenden dejar de fumar buscan ayudas en una variedad y diversidad de tratamientos, algunos muy alejados del conocimiento científico.

La mayoría de ellos consigue sólo con su determinación y fuerza de voluntad dejar «el hábito». Pero un porcentaje de ellos, que como sabemos es minoritario, sentirá tal grado de malestar o deseos de volver a fumar, que volverá a recaer una y otra vez: son los adictos, que necesitarán de la ayuda y el tratamiento adecuados que aportan las neurociencias, para apoyar su determinación y fuerza de voluntad.

¿La Patología Dual también se usa en el diagnóstico y tratamiento de la adicción al tabaco?

Sí, porque el abordaje de la Patología Dual permite tratar la disfuncionalidad de los circuitos cerebrales junto con la adicción

blanco
¿ Por qué la enfermedad mental influye en el consumo de tabaco? ¿Cual es el peligro de ser adicto al tabaco?

La investigación en neurociencias ha demostrado que hay algunas personas con enfermedad mental (por ej. esquizofrenia) que buscan la nicotina como una medicina que mejora sus déficits neurocognitivos, sensoriales y su estado de ánimo. Y la nicotina la encuentran en el tabaco.

El ciclo adictivo del consumo de tabaco:

Fuman buscando la nicotina y mueren por el tabaco, por la inhalación de partículas de alquitrán y miles de gases tóxicos inhalados en aire caliente en los pulmones.

Los pacientes fuman tabaco por la nicotina, pero los serios perjuicios para la salud derivados de este acto son causados por el humo. Los adictos al tabaco fuman más cigarros por día, e inhalan más profundamente que otros fumadores.

¿La nicotina es buena o mala?

La nicotina es un medicamento razonablemente eficaz y seguro y sirve como tratamiento para los enfermos con Patología Dual.
Hoy sabemos que el tabaco es una sustancia perjudicial y con potencialidad adictiva en individuos vulnerables por una posible disfuncionalidad cerebral de sistemas y circuitos nicotínicos.
La nicotina es un medicamento, y su potencialidad dañina para el sistema cardiovascular, es al menos controvertida y no demostrada.

NO SÓLO ES LA NICOTINA: El tabaco tiene un efecto antidepresivo (efecto IMAO) independiente de la Nicotina. Esto explica a veces el fracaso de los tratamientos que solo se dirigen a tratar la dependencia a la nicotina.

¿El cigarro electrónico es bueno o malo?

La nicotina se comercializa en diferentes vías de administración como parches transdérmicos, chicles, pellets, spray, y en los cigarrillos electrónicos.

No existe una regulación clara del uso del cigarrillo electrónico, y aunque hay partidarios y detractores, el cigarro electrónico ofrece una opción terapéutica muy importante a los fumadores que no pueden o no desean dejar de consumir la nicotina, como muchos de los enfermos de patología dual.

Ver artículo en ‘El Pais” 8-01-2006 “Adicción al Tabaco, ¿Es suficiente la voluntad?”

Ver artículo Néstor Szerman en Redacción Médica, Adicción al tabaco, ¿Es el cigarro electrónico una alternativa terapéutica?, 29-07-2014

Adicción al Alcohol

Algunas personas pueden acercarse a las drogas y decidir no volver a consumirlas, pero las personas que son adictas no pueden dejar las drogas solo con su voluntad.

El alcohol ejerce sus efectos recompensantes a través del sistema opioide y glutamatérgico endógeno.

Personas con disfuncionalidades o fallos de estos sistemas pueden presentar problemas de regulación emocional y sentir los efectos del alcohol de forma diferente a otras personas, y desarrollar un uso problemático del alcohol, y/o una conducta adictiva.

El Alcohol es una única sustancia, pero existen distintos tipos de personas con problemas de alcohol.

La correcta identificación de estos diferentes tipos es hoy imprescindible para un tratamiento exitoso.

Toda persona que presenta una adicción debe ser valorada para diagnosticar los otros trastornos mentales que siempre la acompañan, y que son ignorados muchas veces. El diagnóstico de esta Patología Dual debe ser personalizado, porque cada paciente presenta diferentes síntomas que deben identificarse para conseguir un tratamiento más eficaz.

“Nuestro objetivo debe ser mejorar la calidad de vida y garantizar los derechos de estas personas que presentan Patología Dual”

Ver artículo en Publicación Médica de Psiquiatría y Salud Mental -8/05/2015

Contacto

Nestor Szerman

MÉDICO - PSIQUIATRA

Paseo Castellana, 174, 1ºD 28046 Madrid
(+34) 91 359 34 11 / 626 816 121

Puede contactar con nosotros en el siguiente formulario

* Campos Obligatorios